Hoy hablamos sobre las picaduras de insectos. ¿Qué sabemos sobre ellas?

Hoy hablamos sobre las picaduras de insectos. ¿Qué sabemos sobre ellas?

Tras las lluvias del invierno y primavera y con la llegada del buen tiempo y la floración, se multiplica la cantidad de insectos que nos rodean, y debido a su presencia y contacto con los humanos , aparecen las temidas picaduras.

¿Qué es una picadura?

Una picadura se produce cuando un insecto o una araña al entrar en contacto con la piel inoculan una sustancia en nuestro cuerpo que normalmente se manifiesta con irritación, prurito, picor, hinchazón, etc.

La mayoría de veces estas picaduras son inofensivas, lo cual no quiere decir que no puedan molestarte, pero en pocos días tu piel se habrá recuperado salvo que se produzca algún tipo de complicación o alguna alergia.

En cuanto al dolor, existe una escala que determina numéricamente el grado de dolor de una picadura. Esta escala se denomina Indice Schmitd (debe su nombre a Justin O. Schmidt) y va desde 0 que son aquellas picaduras que no producen ningún dolor en los seres humanos, 2 que se le asigna a picaduras del tipo que produce una abeja o una avispa hasta 4 que son aquellas picaduras muy dolorosas.

 

Síntomas de las picaduras.

Aunque hay unos síntomas comunes para gran parte de las picaduras, estos dependen de que agente te la produzca.

  • Mosquito: su picadura es la más común y produce un ligero bulto o hinchazón con un ligero picor.
  • Avispas y/o abejas: su picadura es más dolorosa y suelen producir hinchazón casi inmediata que va disminuyendo con las horas. En caso de alergia hay que acudir a urgencias para su control. Las abejas además, cuando pican suelen dejar su aguijón clavado en nuestra piel.
  • Pulgas: producen pequeñas ronchas agrupadas de picor considerable.
  • Garrapata: al quedarse adherida a la piel chupando sangre para alimentarse va provocanbdo hinchazón e irritación de la zona afectada.
  • Araña: suelen provocar unas manchas rojizas con algún punto central.
  • Hormiga: suelen provocar pequeños hinchazones en la piel que a veces se transforman en ampollas.

De todas ellas, la más común es la picadura de mosquito, la cual es difícil evitar al menos una o varias veces al año, sobre todo en zonas húmedas. Y un síntoma común a todas ellas es el rascado y la necesidad de ello, lo cual normalmente aumenta la irritación o complicaciones.

Los mosquitos tienen atracción por los seres humanos, concretamente por el calor corporal que desprendemos, nuestro olor, o el dióxido de carbono que desprendemos al exhalar. Como dato, ¿Sabías que las personas con grupo sanguíneo O son mas más propensas a padecer picaduras de mosquito?.

Aún así, la mayoría de picaduras resultan inofensivas afortunadamente y salvo complicaciones bastará con cuidados sencillos para solucionarlas. Sólo el caso de personas con alergia a avispas o abejas requiere atención hospitalaria inmediata ante la picaduras, incluso corre riesgo su vida en casos muy graves.

Prevención

Existen varias medidas que se pueden tomar para evitar o minimizar posibles picaduras de insectos:

  • Evitar paseos por humedales o zonas próximas a aguas sobre todo al caer la tarde. Si esto es inevitable,  usar ropa de manga larga.
  • En domicilios usar repelentes eléctricos y mosquiteras en las ventanas o puertas.
  • Son muy eficaces a la par que cómodos los repelentes. Hoy en día existe una amplia gama de los mismos. Puedes preguntar en la Farmacia por todas las opciones existentes para cualquier grupo de edad. Estos van desde lociones en spray o stick hasta pulseras de mano o pie pasando por parches. Todos son muy prácticos y serán tu perfecto aliado para mantener alejados a los mosquitos.
  • En casos extremos de alergias a picaduras de abejas y avispas se suele recomendar tener cerca adrenalina inyectable si bien el mejor consejo es acudir al centro hospitalario más cercano.

Tratamiento

En cuanto al tratamiento de las picaduras, salvo en determinadas situaciones que requieran inyectables, en la farmacia puedes encontrar diferentes soluciones para calmar el dolor, bajar la inflamación y disminuir la rojez o prurito que suele aparecer tras la picadura.

Normalmente se suelen usar cremas o roll-on post picadura que suelen contener antihistamínicos y/o sustancias calmantes. Si hay que tratar numerosas picaduras se pueden combinar con antihistamínicos orales.

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad. En la Farmacia Los Pabellones Militares estaremos encantados de atenderle cada día de año para cualquier consulta. Contamos con un gran equipo de profesionales a su servicio.